El mejor aceite del mundo para el engrosamiento y crecimiento del pelo, cejas, pestañas y embellecimiento de la piel

Si bien es cierto el aceite de ricino solo era de uso medicinal, pero eso era en los tiempos de nuestros abuelos. Los avances han demostrado muchas cosas y una de ellas es que este aceite tiene tantos usos que aún la mayoría son desconocidos.

Pero cuando empiezas a usar este aceite de manera externa rápidamente notarás grandes cambios en la belleza de tu cuerpo ya que este si se lo utiliza de manera externa, particularmente; para fortalecer el cabello y devolverle todo su vigor.

A que se debe todo esto, bueno es que los ácidos grasos Omega 9 que se encuentran en el aceite de ricino contiene componentes que ayudan a mejorar la salud del pelo y en especial los folículos. El ácido ricinoleico que abunda en el aceite de ricino tiene un efecto antibacteriano y antifúngico capaz de aniquilar hongos y bacterias que impiden el crecimiento normal del cabello

Esta es una alternativa válida para reemplazar todos esos tratamientos capilares que nos propone el mercado hoy en día a precios elevadísimos y sin garantía de buenos resultados.

Si tienes el pelo quebradizo, opaco, seco, con caspa y notas que el crecimiento es lento y débil ponte a prueba con el aceite de ricino y no te arrepentirás de esta elección. No hará falta que esperes mucho tiempo para obtener los siguientes beneficios:

– Fortalecer el cabello.

– Reducción de la caída.

– Estimulación del crecimiento.

– Hidratación profunda de los folículos.

– Reducción de la sequedad.

– Mejora del aspecto general (cierra las puntas abiertas).

– Reduce los efectos nocivos del uso de secadores de pelo y planchitas.

Tan sólo con frotar un poco de aceite de ricino en el cuero cabelludo al cabo de unas semanas podrás obtener todos estos increíbles resultados.

Para una mejor distribución puedes utilizar un pincel como los que se utilizan para teñir y con la ayuda de un peine separar las porciones de cabello para que el aceite penetre en todos los sectores

Luego, masajea toda la superficie en donde aplicaste el aceite de ricino para que penetre en el cuero cabelludo.

Una vez que hayas cubierto toda tu cabeza con el mismo peine extiende a lo largo del resto del cabello o agrega unas gotas más en tus manos para distribuirlo de manera uniforme.

Procura poner especial atención a las puntas que son siempre las más castigadas y las más expuestas.

Utiliza un gorro de baño para que puedas dormir toda la noche con este tratamiento capilar y a la mañana lava con abundante agua y shampoo.

Repite este mismo procedimiento tres veces a la semana para obtener mejores resultados. En caso de que notes que el aceite de ricino demasiado pesado puedes aligerarlo con un poco de aceite de coco o aceite de almendras.

¿Puede utilizarse en la piel?

¡Obviamente! El aceite de ricino es capaz de penetrar las capas de la piel ayudándote a acelerar los procesos de cicatrización. Sus compuestos estimulan la producción de colágeno y elastina indispensables para mejorar la calidad de la piel, evitar la aparición de arrugas, reducir las líneas de expresión, hidratar, prevenir la aparición de verrugas y la dermatitis. También puedes aplicarla en casos de acné y forúnculos.

 

 

Loading...