Utilice uno estos sencillos trucos durante su proximo lavado

Aprende los 12 geniales tips naturales que mi abuela ha utilizado toda su vida para hacer las coladas de ropa. Verás como poner la lavadora a partir de hoy será una de tus tareas de casa favoritas por lo fácil que te va a resultar.

1.- Limpia la lavadora para conseguir que lave mejor.

Pon una mezcla de bicarbonato y vinagre en el tambor de la lavadora y prográmala para que haga un lavado normal pero sin ropa. No olvides limpiar las juntas de la puerta para que quede perfectamente limpia y preparada para hacer tus coladas.

2.- Pon un par de pelotas de tenis en la lavadora.

De esta manera conseguirás que la ropa blanca salga más suave que nunca.

3.- Remedio para la ropa encogida en la secadora.

Consigue que tu ropa vuelva a su tamaño natural después de un accidente en la secadora introduciéndola en agua tibia y acondicionador del pelo. Déjala a remojo durante un par de horas y ponla a secar como de costumbre.

4.- Elimina todas las manchas de tinta de tus camisas.

Si un accidente ha arruinado tu camisa favorita, puedes remediarlo aplicando laca del pelo sobre la mancha y deja que actúe unos 10 minutos. Luego lava la prenda en la lavadora con normalidad y al sacarla de la máquina estará como nueva.

5.- Acaba con la ropa arrugada de una vez por todas.

Toda tu ropa saldrá de la secadora mucho más lisa si en el programa habitual que usas introduces en el tambor de la secadora un puñado de cubitos de hielo.

6.- Utiliza vinagre para suavizar tu ropa.

ñade unas gotas de vinagre blanco en lugar del suavizante y además de conseguir que salga más suave después del lavado, conseguirás eliminar todos los olores fuertes que pueda tener.

7.- Recupera el color negro de tu ropa en cada lavado.

Es tan sencillo como agregar una taza de café en el lavado de tu ropa negra, se reactivará el color original que tenía la prenda el primer día.

8.- Recupera el color de la ropa blanca de manera natural y fácil.

Para ello, pon unos cuantos limones en rodajas a hervir, y una vez el agua esté templada, introduce las prendas que necesites blanquear. Sécalas a ser posible al sol y verás como recuperan todo su esplendor.

9.- Marca la ropa que no puede meterse en la secadora.

Si quieres que los niños colaboren en las tareas del hogar, puedes dejarles que metan la ropa de la lavadora a la secadora. Para ello, marca con un rotulador indeleble las prendas que no puedan meterse en la secadora.

10.- Evita que tu ropa de color pierda se estropee.

La sal actúa como un potente fijador en la ropa. Por ello, puedes añadir una pequeña cantidad de sal gorda en tus lavados de color y evitarás que vaya perdiendo color con el paso del tiempo.

11.- Elimina manchas difíciles de grasa.

Puedes probar a pasar una tiza por encima de la mancha para que absorba la grasa. Luego introduce la prenda en tu lavadora como lo haces habitualmente.

12.- Pon una bola de papel de aluminio en tu secadora.

Así conseguirás ahorrar en toallitas de secadora pues esta bola las sustituye.

Loading...